La vida de freelance tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas. Pero no estoy aquí para contaros las ventajas y las desventajas de ser freelance que para eso cada uno tiene una opinión. Lo que si voy a hacer es explicaros las herramientas que mejor me funcionan a mí como freelance de la vida.

 

TODOIST

Aunque la competencia con Asana es feroz (¿Quién puede competir con un unicornio que aparece de forma aleatoria?), yo me decanto por este simple y sencillo gestor de proyectos y tareas. Multiplataforma y hasta con un addon de gmail te permite visualizar por colores los diferentes proyectos, así como sus tareas, subtareas y periodicidades. Las tareas las podemos categorizar con tags y con flags de prioridad. Y por si todo esto fuera poco tiene el plus de la gamificación y el de los contenidos de sus blog.

 

La gamificación te reta a completar tareas y conseguir puntos, y así ir escalando en la consecución de roles. El blog es una joyita de contenidos interesantes sobre gestión de proyectos en todas sus facetas. Os lo recomiendo mucho.

Su punto débil es la integración de las tareas en equipo y con el cliente. Para eso recomiendo Basecamp.

BASECAMP

Puede que sea de los gestores de proyectos más longevos que haya, según Wikipedia de 1999. Lo que está claro es que desde entonces ha ido evolucionado su interfaz para hacerla mucho más simple y usable. Este este gestor de proyectos, además de integrar al cliente y a todos los miembros del equipo, se pueden visualizar los proyectos y tareas en un calendario, asignar tareas a personas en concreto, crear comentarios adjuntos a tareas, así como subir diferentes archivos para que los demás miembros del equipo los puedan visualizar y descargar.

Personalmente, el momento más importante y que más placer me produce, es el de dar por finalizada una tarea, clicar en el box y ¡puf! que desaparezca del listado. Otro de las funcionalidades más útiles es la de priorizar las tareas en el listado en función de su importancia o urgencia.

 
21342284310_778ec55078_o.png

SLACK

Esta es la novedad del año (al menos para mi) y una de las revoluciones que creo que se implementará en los próximos meses de forma masiva. Slack es algo más que un gestor de equipos. Algunos ya lo definen com el Whatssap para empresas que permite reducir el número de emails y que hace el trabajo colaborativo a distancia algo fácil y agradable. Y doy fe de ello.

Además, por si fuera poco, permite “sincronizarlo” con diferentes servicios como Google Drive, Google Calendar y hasta Twitter y Todoist. Y, además, permite darse de alta desde diferentes cuentas de correo y tenerlas todas aglutinadas en una única interfaz.

 

GOOGLE DRIVE

Venia pisando fuerte pero se ha consolidado como la herramienta de trabajo colaborativo número 1 por encima de Dropbox que en un momento le pisó los talones. Con la niña bonita del gigante Google puedes gestionar words, excels, power points y hasta encuesta (Google Forms).

Más allá de las herramientas en sí, con algunas funcionalidades como el chat en los diferentes documentos, además, potencia el trabajo colaborativo.

 
 

 

FRANZ

Y el último descubrimiento es el de este gestor de conversaciones. Facebook Messenger, Slack, Whatsapp, hemos ido generando contactos en diferentes redes sociales o aplicaciones y a veces esto nos puede llegar a saturar. Con Franz puedes ver todas las conversaciones a tiempo real en una misma aplicación y separado por pestañas. Simple y efectivo.

 
 

 

Hasta aquí mi top 5 de herramientas útiles para la vida freelance que espero que os ayuden también a vosotros.

¡Ah y si queréis recomendar alguna, soy toda oídos! 

Comment